Viajar con tu mascota. Antes de salir

Indice del artículo
Viajar con tu mascota. Antes de salir
¿Cómo deben viajar las mascotas dentro del vehículo?
Durante el viaje
Consejos para viajar con mascotas
Llegando al destino
Si viajamos fuera de España
Todas las páginas

Viajar con nuestra mascota requiere ciertos preparativos con el fin de evitar sorpresas desagradables durante el viaje. Vamos a repasarlos.

“Sus cosas ”
Un viaje supone un cambio brusco de ambiente que puede perturbar a nuestro animal de compañía, por lo que es importante llevar con nosotros objetos que le sean familiares, “sus cosas”: su bebedero, su comedero, sus juguetes, su cepillo, su cortaúñas… Tampoco podemos olvidar su cartilla sanitaria y los documentos identificativos. Será muy práctico llevar un kit de primeros auxilios con su antiparasitario, y con todo lo necesario para curar pequeñas heridas (antisépticos, gasas, pinzas, etc.)
Si hablamos de gatos debemos incluir su bandeja de arena, la malta y algo fundamental, feromonas, para el viaje y para su adaptación a la nueva casa (consulta con tu veterinario).

 

Su alimentaciónDon Perro
Capítulo especial requiere la alimentación de cara a un viaje.
El aparato digestivo lleva mal los cambios bruscos de alimentación. Por ello es tan importante llevarse el producto que come nuestra mascota en cantidad suficiente para el tiempo que estemos fuera de casa. Si fuese imposible, hay que realizar una adaptación progresiva al cambio, empezando una semana antes del viaje (mezclando una cantidad siempre creciente del nuevo alimento con el alimento viejo, lo cual permite que el aparato digestivo se adapte de forma progresiva y que la microflora tenga tiempo para renovarse).
Si el viaje no es muy largo (menos de 10 horas), es mejor no darles comida hasta que lleguen a destino, para evitar vómitos. Además, y con el fin de que no se mareen, es aconsejable mantenerles en ayunas durante las 10 horas previas al viaje.
También se puede solicitar al veterinario un sedante ligero o un antiemético para prevenir el mareo y los vómitos.
Con la alimentación también podemos controlar el estrés que suponen los viajes, ya que existen productos especiales que, consumidos durante los diez días previos a la salida, ayudan considerablemente a controlar el estrés.

fuente: www.royalcanin.es


¿Cómo deben viajar las mascotas dentro del vehículo?

En el mercado existen diferentes sistemas de retención para viajar con las mascotas, desde transportines, en diferentes tamaños según el peso o la envergadura del animal, hasta arneses de sujeción o separadores, tanto metálicos como redes.

Los gatos deberán viajar siempre dentro de un transportín, y los perros podrán ir en transportines o bien en el maletero, correctamente separados del habitáculo del vehículo mediante redes o barras metálicas, o bien en el asiento trasero sujetos adecuadamente mediante un arnés homologado.

Los resultados de los test de impacto realizados (“crash test”), para analizar los diferentes sistemas y su seguridad para el animal y los ocupantes, indican que los transportines ofrecen una buena seguridad cuando son colocados en el maletero o en el suelo de las plazas traseras, tras el respaldo del copiloto.

En el caso de los perros, este mismo test comprobó que los mejores resultados ante un impacto fueron los obtenidos cuando el perro viajaba en el asiento trasero del vehículo sujeto con un arnés de doble anclaje homologado, unido a los enganches de dos cinturones de seguridad.

En cualquier caso, utilizar cualquier sistema de retención reduce en gran medida el riesgo de impacto y las lesiones.

fuente: www.royalcanin.es


Durante el viaje

Si el viaje es largo, es aconsejable hacer paradas cada dos horas para dar de beber a nuestra mascota, pues es muy importante que no se deshidrate, sobre todo en verano.

En el caso de los gatos, el viaje suele suponer un importante estrés y normalmente aguantan en su transportín estoicamente sin apenas moverse, sin beber, sin comer o sin hacerse sus necesidades, pero igualmente es recomendable, en viajes largos, sacarles del transportín dentro del vehículo, asegurándonos que todas las puertas estén bien cerradas (bajo ningún concepto debemos sacar al gato del transportín fuera del coche, porque lo más fácil es que se escape, con las graves consecuencias que esto puede suponer).

Una vez fuera del transportín, pero en el interior del vehículo, podremos acariciarle, tranquilizarle, permitirle que estire las patas y ofrecerle agua o su bandeja de arena.
En el caso de los perros las paradas son fundamentales, para que estiren las patas y que hagan sus necesidades, pero en estas situaciones deberemos extremar los cuidados para evitar atropellos y accidentes: cuando el perro baje del vehículo debe estar asegurado con la correa antes de salir, teniendo muy en cuenta el tráfico que pueda haber en el aparcamiento.

Es muy importante no dejar a los animales solos dentro del vehículo durante las paradas, sobre todo en verano, ya que las altas temperaturas que alcanza un coche cerrado al sol (hasta 70 grados), son incompatibles con la vida de nuestras mascotas, debido a lo que se denomina “golpe de calor”.
Además hay que tener mucha precaución incluso si lo dejamos a la sombra, porque el astro sol va rotando y podemos encontrarnos el coche al sol a la vuelta.

Por todo ello, la recomendación es clara: nunca una mascota sola dentro de un vehículo.

fuente: www.royalcanin.es


Consejos para viajar con mascotas

  • En caso de desplazamiento, consulte con su veterinario sobre las condiciones especiales que puede tener la zona de destino, ya que podría necesitar vacunar a su animal, o llevar algún documento adicional de salud.
  • Antes de un viaje, adecue la alimentación del animal, y lleve consigo su comida habitual para evitar problemas digestivos.
  • Prepare “la maleta de la mascota”, en la que incluirá todas las cosas que pueda necesitar en su nueva ubicación (bebedero, comedero, cepillo, cortaúñas, juguetes, etc.)
  • Acostumbre a su mascota desde los primeros meses de vida a viajar con un sistema de retención, y antes de sacarlo del vehículo, en el caso de los perros, sujételo con la correa.
  • Dentro del coche, el mejor lugar para ubicar el transportín es en el suelo del asiento posterior del coche, detrás de los asientos delanteros. Los perros pueden viajar, o separados del habitáculo general por redes o barras metálicas, o con un arnés homologado con doble anclaje en el asiento posterior del coche.
  • Realice paradas frecuentes cuando viaje en coche con su animal de compañía, imprescindibles para que pueda beber agua fresca y pasear o hacer sus necesidades (en el caso de los gatos podemos dejarlos salir del transportín dentro del coche para que estiren las patas y beban, si lo desean).
  • Durante las paradas, nunca deje a su mascota sola en el interior del vehículo, sobre todo en zonas con altas temperaturas. El resultado puede ser fatal.

Llegando al destino

VETERINARIO LOCAL
Es siempre interesante buscar un veterinario cercano a nuestra ubicación vacacional para poder acudir a él en caso de necesidad. Si lo llevamos previamente seleccionado, será más rápido encontrarle ante una urgencia.

PLAYAS

Si vamos a una zona de mar, debemos conocer que la presencia de animales en las playas está sujeta a regulaciones, por lo que habría que informarse, en el Ayuntamiento correspondiente, si están permitidos animales o no. En la mayoría de las playas españolas están prohibidos los perros de junio a septiembre.
En caso de que en esa playa se permita el acceso a animales debemos evitar que molesten al resto de los bañistas. Si va a permanecer varias horas en la playa a pleno sol, busque una sombra para su perro y llévele agua fresca para que pueda beber.

FUGAS

Debemos tener en cuenta que en un ambiente desconocido nuestra mascota puede perderse más fácilmente. Para prevenir este riesgo, que podría arruinar nuestras vacaciones, debemos llevar al perro siempre con la correa y colgarle al cuello una medalla con vuestros datos personales y el lugar donde estáis alojados.
En el caso de los gatos, es conveniente hacer una buena revisión de las zonas de la casa por donde se podría escapar, o las ventanas o terrazas desde las que se podría caer.
Si nuestra mascota se pierde, hay que mantener la calma y, sin dejar de buscarla, avisar a las autoridades y a las clínicas veterinarias de la zona para que estén informados en caso de que aparezca. Recordar también que los daños, tanto físicos como materiales, que provoque durante su fuga, son responsabilidad del propietario.

Cómo deben viajar nuestras mascotas dentro del vehículo


Si viajamos fuera de España

Estas son las formalidades administrativas obligatorias para viajar fuera de España:

  • Identificación: Viene efectuada gracias al tatuaje o al microchip. El tatuaje es un número escrito con tinta dentro del pabellón auricular o en el interior del muslo. El microchip se introduce subcutáneamente a través de un inyector estéril. Esta inyección se efectúa en la parte izquierda del cuello. En este caso la identificación es válida incluso en el extranjero.
  • Vacunación antirrábica: Es obligatoria para todos los desplazamientos al extranjero, en ciertos territorios declarados infectados y en ciertos lugares de vacaciones (algunos campings, por ejemplo). Esta vacunación se debe efectuar al menos 21 días antes de la salida.
  • Pasaporte europeo: Desde el 1 de octubre de 2004, los perros y gatos que se desplacen por los estados miembros de la Comunidad Europea han de ir acompañados del Pasaporte Europeo para Animales de Compañía, de color azul, y que contiene los datos del propietario, la identificación y descripción del animal así como la información de su estado sanitario. Este pasaporte europeo se consigue a través del veterinario una vez esté el animal vacunado de rabia e identificado mediante microchip.
  • La titulación sérica de anticuerpos antirrábicos es obligatoria para los Estados Unidos, Suecia, Malta y Países Bajos, UK e Irlanda. Esta titulación se debe efectuar en un laboratorio homologado y los resultados deben ser superiores o iguales a 0.5UI/ml.
  • Para los países no pertenecientes a la UE la titulación sérica debe acompañarse de un certificado sanitario. Las condiciones sanitarias de admisión de mascotas es diferente para cada país. Hay que informarse en la embajada o consulado del país al que queráis ir.
  • Seguro: Es importante verificar antes de salir que el seguro que cubre a la familia o casa tenga claramente indicado la presencia de la mascota. El seguro de responsabilidad civil obligatoria cubre los daños que pueda provocar tu perro a otras personas: accidentes provocados por la mascota si se escapa o se pierde, daños materiales, muebles de casa de veraneo, mordiscos… Lee atentamente el contrato: ciertas circunstancias no están necesariamente cubiertas y pueden representar un riesgo importante.
  • Asistencia: Se estipula un seguro de asistencia o ayuda internacional para la repatriación sanitaria. Aseguraos de que vuestra mascota será siempre cuidada con respeto y dejad siempre la dirección de un pariente o amigo que pueda ser contactado en esta ocasión.
 

Información

CONTACTO

Envíanos enlaces que puedan ser de interés para todos y los publicamos

  • ¿CONOCES ALGÚN ENLACE DE INTERÉS Y NO ESTÁ PUBLICADO EN NUESTRA WEB?
  • ¿CONOCES HOTELES DONDE ADMITAN MASCOTAS?
  • ¿SABES DONDE HAY HOTELES PARA ANIMALES?
  • ¿CONOCES ALGUNA ASOCIACIÓN DE ANIMALES QUE NO TENGAMOS PUBLICADA?