Toxoplasmosis y embarazo

El gato no es el único y principal transmisor de la toxoplasmosis, por eso cuando una mujer se queda embarazada, aunque es necesario tomar medidas de precaución, no tiene que deshacerse de su gato. Existen diversas vías de contagio de la toxoplasmosis: carnes poco cocinadas, frutas y verduras mal lavadas, manipulación de tierra y los gatos parasitados con este parásito, entre otras. A través de los gatos la transmisión de la enfermedad solamente se produce cuando un gato parasitado elimina, a través de las heces, los huevos del parásito y una persona entra en contacto directo con ellos, una vez que han madurado. Estos huevos también pueden contaminar aguas de riego de frutas y verduras, tierra, etc. Además, hay otros hospedadores del parásito (cerdo, ovejas, vacas,…) que pueden transmitir la toxoplasmosis cuando son ingeridos.

Las medidas preventivas, dirigidas a evitar el contacto con cualquiera de las formas del parásito, son:

  • No tomar ciertos alimentos: carne cruda o poco cocinada, embutidos y leche sin pasteurizar así como sus derivados, y lavarse las manos después de manipularlos.
  • Lavar muy bien frutas y verduras si se van a comer crudas.
  • Utilizar guantes para tareas de jardinería y limpieza de la caja de arena.
  • Llevar las desparasitaciones del gato al día y nunca alimentarle con carne cruda.
  • Eso sí, ante un embarazo, tomar precauciones pero nunca deshacerse del gato!

Fuente: www.royalcanin.es

 

Información

CONTACTO

Envíanos enlaces que puedan ser de interés para todos y los publicamos

  • ¿CONOCES ALGÚN ENLACE DE INTERÉS Y NO ESTÁ PUBLICADO EN NUESTRA WEB?
  • ¿CONOCES HOTELES DONDE ADMITAN MASCOTAS?
  • ¿SABES DONDE HAY HOTELES PARA ANIMALES?
  • ¿CONOCES ALGUNA ASOCIACIÓN DE ANIMALES QUE NO TENGAMOS PUBLICADA?